__

¿Quién soy?

Abogada con Maestría en Docencia e Investigación y Coach Ontológica certificada.

Esta es mi historia: Durante muchos años me encontraba viviendo una vida enfocada en el hacer, sin parar, en un estado casi permanente de mucha seriedad y tensión. Llegó un punto en el que me desconocí; era otra persona, había perdido la espontaneidad y la esencia en el camino. En mi mente mis prioridades eran unas, y en la vida real mis prioridades eran otras. No lograba sentirme suficiente como madre, esposa y profesional. En el trabajo, los horarios demandantes me hacían sentir culpable de no poder acompañar a mi hija en los momentos más importantes y de llegar tan cansada y preocupada que no era capaz de sostener una conversación con mi esposo. El llevar trabajo a casa me hacía sentir nuevamente culpable de no poder encontrar un equilibrio y sentirme satisfecha con las cosas que hacía y que eran un montón.

Llegó a un punto en que mi salud se vio seriamente afectada, y créanme que esta es una parte de la historia muy larga… la salud ya estaba afectada desde hace mucho tiempo…estos hechos me llevaron a cuestionarme como me la iba viviendo, definitivamente algo estaba mal, algo o muchas cosas estaba haciendo mal.

Así fue que aparecieron muchas interrogantes, que no me dejaban dormir. Me decía: no es posible vivir una vida auténtica esforzándose tanto y a la vez sintiéndose culpable por no lograr un equilibrio; no es posible sentirme tan insatisfecha, pese a que hago grandes esfuerzos por llevar una vida con responsabilidad y orden, cuidando mis espacios… así fue cómo esta inquietud sobre descubrir nuevas formas de mirar la vida, la de mis seres queridos, cómo reconectarme con mi esencia, como recuperar la escucha a mi cuerpo, a mis emociones, me llevó a investigar, a investigar mucho y a formarme…..quería con todo mi corazón, redescubrirme y no invalidar lo que mi corazón me decía: las cosas no son como me lo estoy creyendo….debe haber algo más, quería aprender, conocer nuevas formas de aprender.

Y empecé a construir un nuevo camino. Paralelamente a mi carrera de abogada experta en gestión pública y negociaciones colectivas, decido estudiar una Maestría en Docencia e Investigación y me engancho con el estudio de nuevos aprendizajes. Así es, como surge una nueva inquietud: el estudio del ser y de los estilos de vida, sobretodo de las mujeres; y empiezo a descubrir cómo es que los aprendizajes que hemos tenido, en realidad no nos sirven de mucho, por la forma como se vive hoy en el siglo XXI. En ese momento decido formarme como Coach Ontológico.

Es así que, en las muchas conversaciones de coaching que he tenido con hombres y mujeres, así como en los conversatorios y workshops que he llevado a cabo, me encuentro con lo mismo, veo la misma situación en otras y en otros; al abrir estos espacios de reflexión y compartirlo, descubro que es imperativo, sí, imperativo, el tener que darnos la oportunidad de tener nuevos aprendizajes, que nos ayudarán a salir adelante en un mundo que nos desborda; en el que por ejemplo, nos resulta dificilísimo conectar con el estilo de vida que llevan nuestros hijos adolescentes; o nos resulta alarmante el nivel de ansiedad que pueden cargar nuestros hijos hoy en día, también descubro que resulta muy compleja la forma cómo nosotros como padres, no terminamos de adaptarnos a estos tiempos.

Por todo esto, es que decido dar un alto a mi carrera de abogada y dedicarme al ser humano, tanto en el área de Recursos Humanos, como Coach Ontológico, por cuanto descubro que resultaba necesario incorporar estos nuevos aprendizajes en mi vida, y además ponerlos al servicio y compartirlos; siento que es lo menos que puedo hacer por la forma como estos aprendizajes que he ido incorporando y compartiendo me han cambiado la vida, y la de muchas otras personas, en todo sentido.

Durante este último período, en el que he tenido la bendición de conversar y conectar con tantos hombres y mujeres en sesiones de coaching individuales, así como en conversatorios y workshops; intercambiando experiencias y aprendizajes, conociendo tanta gente maravillosa, siendo testigo de tantas grandes reflexiones y procesos de transformación, es que nace en mí, la necesidad de compartir toda esta experiencia y aprendizajes con un mayor número de personas, por lo que he creado este espacio, el cual espero con toda el alma que le pueda servir a muchas personas que al igual que yo, tienen tantas inquietudes sobre cómo adaptarse a estos tiempos y descubrir qué más podemos aprender.

  • El coraje es esa fuerza transformadora que nos permite estar frente al miedo, cogerlo de la mano y seguir el camino. (Susy Olaechea).
  • Existe una especie de mandato social metido en nuestro adn sobre cómo debería ser una vida feliz. En ese mandato se habla mucho sobre cómo deberíamos vivir, y sobretodo qué deberíamos “tener”…además, siempre hay que estarse comparando…las redes ayudan mucho….¿Acaso eso tiene que ver con ser feliz?. (Susy Olaechea).
firma

______

Contáctame




Contáctame ahora